Epigenética 101

La epigenética es el estudio de los cambios en la actividad de los genes, que se pueden heredar pero que no implican alteraciones en el código genético.

La marca epigenéticas (epi = encima) es como un código de barras que varía de una célula a otra haciendo que aun con el mismo código genético las células de distintos órganos sean completamente diferentes. Las marcas epigenéticas pueden activar o desactivar los genes.

Existen dos tipos de marcas epigenéticas:

- Químicas (por ejemplo la metilación) : son como acentos o cambios en la puntuación pero no en el código genético.

- Proteicas (por ejemplo las histonas): las histonas permiten que el ADN se pliegue de forma particular para que ciertos genes puede activarse o desactivarse. Sería como poner señaladores en un libro para indicar que capítulos del código genético deben leerse en una célula particular.

Algunas marcas epigenéticas pueden heredarse mientras que otras se adquieren y se acumulan a través de la vida. Factores ambientales como la dieta, el estrés, la polución, la nutrición prenatal, etc pueden cambiar la marca epigenética que a su vez puede luego heredarse a generaciones posteriores.

Desde que se terminó la secuencia del genoma humano en el 2001 varios grupos de investigadores se han dedicado a estudiar los cambios en la marca epigenéticas. Estudios en gemelos homocigotos con idéntico ADN han demostrado que los cambios en el ambiente sufridos por uno de los gemelos durante su vida puede producir cambios significantes en la marca epigenética.

La nutrición nos expone día a día a cambios en el ambiente. Algunos estudios indican que la deficiencia de vitamina B en la dieta puede llevar a cambios particulares en la marca epigenética.

Los cambios en la marca epigenética inducidos por el ambiente pueden permanecer en el ADN una vez la exposición al factor ambiental haya cesado. Un ejemplo de esto es el artículo publicado en la revista PNAs que presenta los cambios identificados en la marca epigenética en muestras de sangre de adultos que estaban en el útero durante el periodo de gran hambruna en Holanda en la segunda guerra mundial. Adultos que fueron expuestos a periodos de hambre extrema durante su vida fetal desarrollan intolerancia a la glucosa debido a cambios en la metilación del gen IGF2 (Insuline-like growth factor II).

El ambiente social también ha sido identificado como un factor que puede afectar la marca epigenética en una edad temprana de la vida. El estudio publicado por un grupo de la Universidad McGill indica que victimas de suicidio que fueron expuestas a gran adversidad durante la primera infancia muestran diferencias en los patrones de metilación en el gen receptor de los glucocorticoides que no están presentes en victimas de suicido que no fueron expuestas a un ambiente adverso en la infancia.

En conclusión, la marca epigenética puede ser modificada por factores biológicos, ambientales y sociales; esta marca contribuye a la variabilidad en la susceptibilidad a ciertas enfermedades.

This entry was posted in ADN, Genómica, Introducción, Secuenciación and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>